sábado, 19 de marzo de 2016

a-20 Rincón de descanso (azulejos)

   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.

Construcción del Pasatiempo 1893-1914 - Casa Taquilla - Verja - Entrada Principal o de los Leones - Avenida de los Emperadores Estatua de los hermanos García - Casa de los Espejos - Paseo ajardinado - Fuente de las cuatro estaciones - Estanque de los Papas - Canal - Fuentes del Canal - Parque zoológico - Estatua de la Caridad - Jardines - Fuente Florentina - Invernadero de abajo - Jardines dormitorio, salón y comedor - Laberinto y otras zonas semidesconocidas - Estatua de Mercurio - Pabellón - Entrada por el Carregal - Vivienda del casero - Nichos en el muro de la parte alta - Lagar - Homenaje a Argentina - Horas del Mundo - Fuente de Cupido - Buzo y funicular - Estanque de Salomón - Sentencia de Jesús - Relieve de las religiones - Muro de los azulejos - Fuentes del muro de los azulejos - Estatuas de la Patria y la República - Fuente de la agricultura - España monárquica y sus 18 hijas republicanas - Fuentes - Relieves - Friso de los animales - Fuente de los animales - Estanque del Retiro (1ª parte) - Estanque del Retiro (2ª parte)

***

      Recorrer el Estanque del Retiro parándote a observar cada uno de sus elementos lleva su tiempo, por ello, que mejor que, tras dejar atrás este mágico lugar, dirigirnos a un rincón de descanso, poco llamativo quizá, pero lleno de encanto. Don Juan nos ofreció la posibilidad de descansar sentados contemplando su precioso parque en el lugar que analizaremos en esta entrada.





(Parte 41) Rincón de descanso (azulejos).

Postal
20. Fuente de la Agricultura
PASATIEMPO-BETANZOS
 (Fuente: Archivo de Betanzos)





     Un hueco en el muro donde pudimos ver el Friso de los animales y numerosas fuentes, sirve para albergar un sencillo banco situado bajo un arco de medio punto. La característica más llamativa del mismo es el revestimiento de la parte baja del banco, dos hileras de doce azulejos cuadrados ofrecen un curioso muestrario de uno de los nuevos materiales usados en el parque, el azulejo pintado a mano. Tradicional en el arte hispano-árabe e hispanomusulmán en general, se "reintrodujo" en occidente a través de la loza portuguesa y española desde el siglo XVIII. Serán una de tantas innovaciones que vivirá el Pasatiempo.



   Podemos ver más azulejos en el pasadizo que lleva a la isla del Estanque del Retiro, bajo el León situado en el muro de cierre cercano al Estanque de la Gruta, en el Muro de los azulejos o en el Invernadero de arriba, pudimos verlo en zonas ya desaparecidas como la Casa Taquilla o la Casa de los Espejos.
   El falso arco que recoge en su interior el banco simula en el hormigón las claves de un arco de piedra, es decir, cada una de las piezas en forma de cuña que lo forman. En los extremos de cada banco hay dos elevaciones que permiten apoyar los brazos, como si de un cómodo sillón casero se tratase. Los azulejos inferiores muestran algo de improvisación en la ejecución de este rincón, o bien una construcción por fases en la que los azulejos se añadiesen a posteriori. El hecho de que los dos azulejos de la derecha están cortados aproximadamente por la mitad delata un mal planteamiento o replanteo inicial. También podría deberse a una colocación de las piezas en un elemento que no fue concebido para ello, de haber sido algo planificado desde el comienzo los azulejos deberían de haberse podido colocar enteros. Realmente ninguna foto de la época nos arroja mucha luz sobre estos azulejos. Tan sólo la fotografía con la que empezábamos la entrada muestra algo de este rincón, por desgracia no vemos los azulejos, quiero pensar que sí estaba situados ahí en origen.


   Desde este banco podríamos ver el Estanque del Retiro en primer plano, quedando tras éste la visión de toda la parte baja del parque. Actualmente no es posible, una pena. Enfrente del banco se ha situado una muestra de topiaria, el arte de dar forma a arbustos con fines estéticos, un guiño realizado en la rehabilitación de los 80 y 90 a las zonas del parque desaparecido cuyo protagonismo recaía en dicho arte vegetal, los Jardines dormitorio, salón y comedor.

   Para acabar subo unos collages hecho con las reconstrucciones de algunos azulejos que vimos más arriba. Nos ayudarán a entender un poco el porqué de estos diseños geométricos. Situados sueltos y a modo de muestrario no nos permiten apreciar el porque fueron realizados de ese modo.

   Piezas diseñadas para cubrir grandes superficies. Los motivos situados en los bordes y esquinas hacen que encajen unos con otros formando figuras cíclicas. Algo hipnótico y que gusta mucho al ojo, repetición de elementos, figuras geométricas sencillas, pautas que nos resultan harmoniosas y bellas.

   Piezas diseñadas para crear cenefas. Su unión con otros azulejos iguales sólo cobra sentido si se colocan en franjas horizontales o verticales.











   Espero subir más pronto que tarde estas reconstrucciones con programas informáticos de diseño para hacernos una idea de cómo fueron los azulejos antes de que alguien los rompiera o antes de que el pintor chapuzas de turno los dejase manchados de pintura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario