domingo, 25 de octubre de 2015

a-3 Horas del Mundo

   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.


***
   Hemos recorrido todo el muro que hemos llamado Homenaje a Argentina, estamos ya en el final, observando el último tesoro que nos quedó sin comentar en la anterior entrada.



   Del grupo de veintiún arcos ciegos (a los que había que sumar los dos medios arcos de los extremos), tenemos el rincón más fotografiado del Pasatiempo, un relieve con veintiún relojes que nos indican las horas de diferentes ciudades del planeta.


    Estamos frente a las Horas del Mundo.




(Parte 24) Horas del Mundo.

   El mural de las horas cuenta con cuarenta y un relojes, cuarenta y una esferas que mostraban al visitante del parque las diferencias horarias existentes entres diferentes ciudades del mundo, su contenido era claramente didáctico. El material empleado es el hormigón, usando diferentes moldes (encofrados) se fue dando forma a cada uno de los relojes. Éstos se repartían en cuatro filas de ocho relojes cada una, paralelo al arco se dispusieron otras ocho esferas, finalmente tenemos la pieza principal del conjunto, la gran esfera representando la hora de Buenos Aires. Aquí vemos la conexión con el conjunto del Homenaje a Argentina.



   A continuación vemos dos mapas mundi, en el primero comprobamos la situación de las cuarenta y una ciudades. Resalta la mentalidad occidental que se centra en "nuestro" mundo. África, Asia o Australia son olvidadas por completo. América, continente en donde hicieron fortuna, también destaca con unas cuantas ciudades. El segundo mapa muestra los nombres de las ciudades tal y como se escribieron en el Pasatiempo, comentaremos luego algunas curiosidades.



COPENHAGUE 

SAN PETERSBURGO 

CONSTANTINOPLA 

Sn FRANCISCO 

AMSTERDAM 

STOCKOLMO 

ALEJANDRIA 

RIO JANEIRO 

BUENOS AIRES

WASHINGTON 

GENOVA 

LONDRES 

NUEVA YORK 

MOSCOVV 

BRUSELAS 

JERUSALEN 

VARSOVIA 

CARLSRHUE 

BERLIN 

BUDA PEST 

CHICAGO 

ATENAS 

STUTTGART 

FILADELFIA 

QUEBEC 


PRAGA 

SANTIAGO 

TOKIO 

BUCAREST 

HABANA 

MUNICH 

EL CAIRO 

MEXICO 

LISBOA 

VIENA 

MANILA 

BOMBAY 

PARIS 

ROMA 

MADRID 

   El listado contiene veinte nombres, faltaría uno. Los he sacado de la siguiente fotografía, gentileza de Juan Antonio Rodríguez Arnao, tenemos un cartel desaparecido o quizá ya no se incluyeses al no lograr documentarse lo que allí ponía. Lo desconozco.

Fuente: Álbum personal de Juan Antonio RodríguezArnao

   Tenemos nombres escritos de una forma que a día de hoy nos chocarían o que esconden ciertas curiosidades:

1 - San Petersburgo cambiaría de nombre un par de veces  mientras Don Juan vivía. Fue Petrogrado de 1914 a 1924  desde 1924 a 1991 se llamaría Leningrado.

2 - Constantinopla pasaría a llamarse Estambul en 1930.

3 - En Río de Janeiro  se comieron el "de".

4 - Moscovv es escrita con dos "uves" en lugar de una "uve doble".

5 - Buda Pest es separado, como separadas estaban las ciudades de Buda y Pest, unificadas en 1873.

6 - Santiago es la ciudad chilena, no la capital gallega. Lo sabemos gracias a la hora del reloj.


   En la esfera del reloj de Buenos Aires leemos Cronómetros Escasany. La Casa Escasany fue una importante relojería y joyería Argentina. Seguramente los hermanos García Naveira conocieran el famoso negocio de su estancia en la capital argentina.


   Vemos en su fachada siete relojes con diferentes horas, no cuesta imaginar a Don Juan, parado frente al escaparate, grabando en su memoria la idea que luego imitaría en el Pasatiempo.


   Hay dos detalles que desconciertan al visitante observador. La primera es los modos diferentes de representar al número cuatro. Ambas son habituales en relojería, aunque quizá nunca os hayáis fijado, IV y IIII conviven indistintamente en el Pasatiempo. Para este aparente uso incorrecto del número romano hay diferentes hipótesis, lo que queda claro es que Don Juan quiso reflejar esta disparidad en criterio con sus relojes.


   En los relojes vemos, tal cual ocurre hoy en día, una diferencia de situación en las agujas que marcan las horas, pero, ¿y en las minuteras?, ¿cómo es que las minuteras o concuerdan?, ¿hay un error? Ni mucho menos, los tiempos han cambiado mucho (y poco, depende en qué nos fijemos) desde 1910. Por aquel entonces no había el acuerdo que existe hoy en día, cada país decidía, por decirlo de una manera clara, en que hora y minuto vivía. Al viajero no le llegaba con ajustar la aguja de las horas para adaptarse al país al que llegase, también tenía que mover la minutera.

Fotografía del estado previo a la rehabilitación.

Fuente: Álbum personal de Juan Antonio Rodríguez Arnao
Fotografía del estado previo a la rehabilitación.











Fuentes:

El libro "<<El Pasatiempo>> O capricho dun indianode Ignacio Cabano Vázquez, Mª Luz Pato Iglesias y Xosé Sousa Jiménez (pág. 50).

No hay comentarios:

Publicar un comentario