lunes, 7 de diciembre de 2015

a-8 Relieve de las religiones

   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.


***
      Seguimos paseando por el parque. Desde la Sentencia de Jesús bajamos hacia el nivel del buzo, en esta terraza veremos varios elementos (que analizaremos en diferentes entradas). La primera de ellas será un curioso, pequeño y en ocasiones olvidado rincón. Para llegar a él bajaremos un primer tramo de escaleras que nos dejan en el nivel del Estanque de Salomón, bajamos las siguientes escaleras y ya estamos en el lugar al que queríamos llegar, pero ojo, nada más bajar las escaleras debemos de fijarnos en el lateral de la misma, en el muro donde apoya la barandilla.






(Parte 29) El relieve de las religiones.



   Al igual que ocurría con el relieve  dedicado al Funicular, Don Juan emplaza un pequeño elemento en un muro que cierra la parte baja de una escalera. El triángulo resultante alberga una representación similar a un diagrama de barras. Se trata de un elemento cercano a las infografías que llenan nuestros periódicos, revistas o webs ilustrando resultados de estudios o de estadísticas. Aprovechando el triángulo generado se disponen representaciones de las once religiones con más practicantes, éstas van aumentando de altura al igual que lo hace el número de fieles. El sentido de esta lectura sería de derecha a izquierda.


   Empleando una vez más el hormigón, Juan García Naveira da forma a las figuras humanas con sus correspondientes carteles indicando a que religión representan. Aunque es muy poco lo que ha llegado hasta nuestros días, parece que dichas figuras no siguen un único criterio para representar a cada credo. Existirían tres tipos de representaciones:

      a) Practicantes de una religión (musulmán)

      b) Miembros de su jerarquía (obispo cristiano)

      c) Dios al que rinden culto (Buda)


   Los carteles, de forma semicircular, contienen dos datos:

     a) Arriba, y siguiendo la curva de la semicircunferencia, aparece el nombre de la religión

     b) Debajo y en horizontal aparece el número de millones de fieles. 



   En el parque se incluyen elementos que dejan patente las creencias cristianas de Don Juan, el Estanque de los Papas, la Escultura del Sagrado Corazón o la Sentencia de Jesús . El mayor de los hermanos Naveira era un hombre con unos principios y una amplitud de miras que le llevaron a reflejar en su huerta la realidad existente a la que había podido tener acceso con el fin de dársela a conocer a sus vecinos. Al igual que hizo con animales exóticos, papas, emperadores romanos, repúblicas sudamericanas... no fue ajeno a las otras creencias religiosas existentes a lo largo y ancho del mundo y quiso llevarlas a su parque. No dar la espalda a otros credos dándoles presencia en el Pasatiempo, ayudaría, sin lugar a dudas, al conocimiento, respeto y comprensión de otras formas de concebir la vida y la fe. Sin lugar a dudas es esta una idea moderna y de total actualidad. Seguimos a día de hoy exigiendo que España sea de una vez por todas el estado aconfesional que proclama su constitución, seguimos deseando que nuestros hijos estudien todas las religiones ya que conocerlas es el único camino para comprenderlas, respetarlas y llegar a vivir en armonía entre todos nosotros. En este aspecto, como en muchos otros, Don Juan se adelantó al caduco país que le vio nacer.


   Lo que queda del relieve no nos permite saber qué religiones estaban representadas ni el número de creyentes con que contaba cada una. Aunque sería interesante saber ambos datos, creo que resulta más valioso saber qué religiones se representan ya que  las cifras, y más en aquella época, pueden ser discutidas y más o menos creíbles. En el gráfico superior vemos tres figuras destacadas sobre las demás, sólo en ellas podemos identificar que religión se nos representa. Los restos de sus carteles no dejan lugar a dudas:


    5ª Leeemos BUD... 1.. MILL..., la figura, adoptando lo que parece una posición de meditación e incluso la vestimenta nos reafirman la evidencia, estamos ante el Budismo


    7ª La identidad de esta figura tampoco alberga dudas. PROT... 2... MILL... El Protestantismo, una de las escisiones de la iglesia católica romana.


    11ª Esta sería la religión más practicada a finales del S.XIX y principios del S.XX. En el cartel podemos leer ...ATOLICIS... 353 MILLON... y en la figura vemos a un obispo con sus elementos característicos: el palio arzobispal del cuello, la mitra sobre su cabeza, y el báculo de su mano izquierda. Claramente estamos ante el Catolicismo. Aclaremos que la Iglesia Católica es una de las diversas fes cristianas existentes, pero no la única.

   De las otras religiones no se conserva nada de sus carteles, lo cual dificulta mucho llegar a saber qué representan. Tengamos en cuenta que las estadísticas de la época estaban encabezados por el Cristianismo (lo cual englobaría a católicos y protestantes entre otros), Islam, Hinduismo, Religión tradicional china (incluyendo Taoísmo y Confucianismo), Budismo, Sintoísmo, Judaísmo...


    1ª y 4ª Apenas queda en el muro el rastro de la figuras, nada destaca lo suficiente como para poder sacar conclusión alguna. 

    2ª La figura se conserva muy bien. Soporta un objeto su mano izquierda a la altura del vientre. Entre este detalle y sus ropajes podría reconocerse la religión a la que representa.

    3ª Caso similar al anterior. Entre la posición de las manos y las vestimentas quizá pudiésemos  saber algo.


    6ª Podríamos pensar en diferentes divinidades asiáticas. El gorro puntiagudo, la falda, la posición de brazos y piernas... presuponiendo que en la época en que se construyó el parque seguramente se tirase en exceso de tópicos e imaginado el poco rigor documental empleado, podríamos pensar que se trata del Hinduismo. Aunque el parecido es mayor con divinidades tailandesas o japonesas, dado que hay que partir de la base de que estas once figuras son representaciones de las religiones más comunes, me decanto más por la opción del Hinduismo. Perdonad si realizo, como es este caso, más un ejercicio de "une con la flecha", que un ejercicio de lógica guiado con cierto razonamiento. No cabe duda de que a veces la solución de las dudas escapa a las reglas del raciocinio.

Un dios tailandés.

El dios japonés Zao Gongen


    8ª Parece que estamos ante la sajda, uno de los movimientos para adoptar la posición más relacionada con el rezo de los musulmanes en que cabeza, manos y rodillas apoyan sobre el suelo. No me explayaré mucho para evitar caer en errores, pero en esta posición el orante se encuentra de rodillas y quizá podríamos estar frente a la representación del Islam.


    9ª Apenas queda de la figura el rastro que dejó en el muro, y destaca un sombrero que remata en tres picos. ¿Quizá represente el Confucionismo?

    10ª Terminamos con una figura que nos ofrece varias pistas, las vestimentas y la larga coleta nos trasladan a oriente, quizá se trate de una de sus múltiples religiones. Me resulta difícil aventurarme a dar nombres ya que quizá, de nuevo, se trate de una conclusión creada más al amparo del imaginario occidental lleno de tópicos que a un pensamiento fundamentado. Podría tratarse del Sintoísmo, pero vaya, y con esto acabo, quizá no haya acertado con ninguna de estas ocho religiones.

   Millón de gracias por el interés y la ayuda prestada a Ana, Jess, Marqués, Vero y Vino.


   









Fuentes:


Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario